Gracias, Presidente

Por Said Mahamud

Hay personas que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles. (Bertolt Brecht).

A lo largo de la historia se han dado lugar personas que desde su lugar, y desde su forma particular han intentado dejarle su impronta a la humanidad. Han luchado por lo que creían correcto, han sido denostados y elogiados, y en su mayoría han dado su propia vida como el mejor ejemplo de lucha. Pero lejos de ser olvidados, la sociedad que creyó en sus ideas lo ha tomado su emblema, su nombre para de algún modo eternizar la lucha y demostrar que sus vidas no se han dado en vano.

La huella indeleble de las buenas acciones de nuestro presidente Mohamed Abdelaziz quedará en la historia de la lucha del pueblo saharaui, una juventud curtida en la adversidad ha sido sin lugar a dudas la figura más colosal y carismática de los últimos tiempos en nuestra lucha por la independencia, se convirtió en el más vigoroso defensor de la causa saharaui en todos los foros mundiales además de poseer el coraje suficiente y la valentía de seguir tanto tiempo dirigiendo al Polisario y enfrentándose a un régimen sanguinario como el marroquí. Se destacan en él sus actitudes de desprendimiento por los bienes materiales y su servicio desinteresado en el bien común de la causa saharaui. En 1976 asumió el cargo de presidente en condiciones sumamente difíciles y comprometedoras para el futuro de todo un pueblo, pero la tenacidad de los cofundadores del frente polisario y el vigor ético del mensaje de nuestro lider Luali Mustafa Sayed parecían suficientes para emprender la gloriosa lucha de la independencia del sahara occidental. La impermeabilidad de la masa popular que había entonces y la moral de nuestros combatientes convencieron al presidente Mohamed Abdelaziz de asumir la responsabilidad para luchar contra los invasores y crear un país con sus instituciones aunque sea en el exilio hasta conseguir la independencia. Quiso seguir el ejemplo de sus predecesores, dos grandes líderes Luali Mustafa Sayed y Mahfud Ali Beiba que cumplieron con sus obligaciones y murieron dando su vida por los principios de la revolución del 20 de mayo, dos personas admirables ,compañeros de lucha del presidente y queridos por todo el pueblo saharaui.

La complejidad de nuestra sociedad nos da idea de la gran paciencia y el buen hacer del presidente así como enfrentó los problemas de todo tipo en los campamentos y resolverlos de la mejor manera. Supo fortalecer la unión del pueblo saharaui con su personalidad atendiendo a toda la sociedad de forma igual y manteniendo la cohesión social. Con los errores que nos acompañan a todos los seres humanos en nuestras tareas, el presidente tuvo los suyos, como dirigente y asumió sus responsabilidades trabajando más por su pueblo, en ocasiones vistiendo la camisa roja de Napoleón cuando estaba herido y no quería que sus soldados lo vieran. Estos últimos días corren rumores de que el presidente no se presentará a una nueva elección en el próximo congreso y eso pudo causar furor en mucha gente que desgraciadamente no valoran el esfuerzo y la dedicación de un joven combatiente que dedicó su vida a un sueño hecho realidad, la República Árabe Saharaui Democrática, un estado reconocido en todo el mundo a pesar de los esfuerzos en vano del enemigo marroquí.

Yo en cambio me siento triste por su estado de salud y quiero dar las gracias al presidente por su perseverancia, por conseguir lo que poca gente ha conseguido que es agrupar a todos los saharauis para luchar por la misma idea y por su fidelidad al Frente Polisario. Estoy seguro que el pueblo saharaui quiere seguir contando con el presidente Mohamed Abdelaziz y nuestro deseo es que la salud le permite realizar sus funciones.

Yo como bien nacido, soy agradecido y por ello digo pública y alto: GRACIAS PRESIDENTE.

Said.mahamud@yahoo.es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.